RENUNCIE DIRECTOR DEL DATT

1010

Por: Christiam Zabaleta O.

La publicación de dos audios, que podrían comprometer con la justicia al director del Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (Datt), Edilberto Mendoza, ya que él tenía conocimiento del incumplimiento de las obligaciones contractuales, -según lo dicho por el mismo contratista-, y aun así pretendían cobrar una orden de prestación de servicios, que nunca fue ejecutada. Es la reciente denuncia sobre el presunto caso de corrupción al interior del Datt, lo que se convierte en un indicio de la torcida gestión pública, que se viene dando en Cartagena desde hace muchos años.

La retención al pago de la cuenta del contratista. La advertencia del presunto detrimento al erario público. La notificación del caso a la oficina de control interno disciplinario de la Alcaldía. Fueron la cronología de los hechos, para que se destapara lo que podría estar aconteciendo desde hace tiempo atrás en la institución.

El silencio del Distrito. El cerco mediático. La campaña de desprestigio orquestada desde la dirección del Datt en contra de las publicaciones de este medio. La difusión de un contrato falso, por un portal “informativo”, que fue el títere del gobierno local, pues el “periodista” se prestó para copiar y pegar un texto de la entidad, sin haber investigado, verificado y mucho menos comprobado la veracidad del documento. La negación del director del Datt a concedernos la entrevista. Las contradicciones en los comunicados de prensa de la Alcaldía. Son apenas señales de que todo está en su contra.

Que la Alcaldía no se haya pronunciado de fondo sobre la denuncia ¿Significa que apoyan al director Mendoza o que prefieren pasar desapercibido ante la olla podrida, que se destapó? ¿Por qué no le han exigido al director del Datt, que abandone su puesto? Pero sí se han encargado de enterrar el tema, además de crear una estrategia de distracción mediática, para que esta delicada situación, que se ha revelado quede sepultada. Sin embargo, desde este canal le exigimos la renuncia a su cargo señor director, por respeto a la ciudad, a los cartageneros y a la institucionalidad, ya que no es justo que con su presencia siga empañando la imagen de esa entidad. “¡Renuncie!” “¡Renuncie!”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here